El romance del Siglo XX: Elizabeth Taylor y Richard Burton

Elizabeth Taylor y Richard Burton en Puerto Vallarta

Hoy en día parejas como Brad Pitt y Angelina Jolie o Kim Kardashian y Kanye West son un chiste al lado de la fama y poder que manejaban Elizabeth Taylor y Richard Burton.

En un momento de sus carreras eran la pareja que más dinero ganaba en el mundo, quizá la única pareja actual que le haría competencia sería Barack Obama y MIchelle Obama, así de grandes eran, pero no nos adelantemos, aquí va la historia y cómo se relaciona con Puerto Vallarta.

Richard Burton y Elizabeth Taylor en El Dorado

En la costa del Pacífico Mexicano, rodeado de cerros verdes y las aguas esmeraldas de la Bahía de Banderas, a una lado de playas tropicales, encontramos este lugar bello y mágico, de nombre Puerto Vallarta, lugar que fue el escenario para el escandaloso romance entre Elizabeth Taylor y Richard Burton, un evento que empujó al pueblo mismo hacia el estrellato, en este caso, como destino turístico mundial.

 

¿Y qué me importa? dirán algunos, o, como yo inicialmente, ¿quiénes son esos Liz Taylor y ese tal Burton? ¿y de qué manera me incumbe? Mi postura ha cambiado, en especial ahora que he podido leer del tema, visitar los lugares, ver las fotos, la película "La Noche de la Iguana", absorber un poco del tema. He entendido la relevancia y también he quedado un poco espantado al ver que la ciudad de Vallarta no lo toma en serio, ni parece estar interesado en mantener viva la memoria de aquellos que tanto influyeron sobre su pasado, presente y futuro.

Ignacio Luis VallartaLa ciudad tiene una historia muy interesante, con muchas facetas y etapas, mucho antes de ser descubierta por Hollywood y el turismo mundial. La enorme bahía, con sus más de 40 kilómetros de playas fue explorada por primera vez por Francisco Cortés de San Buenaventura, el sobrino de Hernán Cortés en el siglo XVI.

También fue utilizada como refugio y escondite de piratas, hasta el mismísimo comandante Francis Drake parece haber utilizado sus bahías y enclaves.

La primera mención registrada de un asentamiento permanente en la zona fue en 1851, bajo el nombre de Las Peñas. Ya para 1880, el pueblito albergaba 1500 almas y se dedicaba a la entrega de cargamentos de sal, productos de la agricultura y crianza de animales. Posteriormente y hasta fines del siglo XIX la minería de plata fue elemento importante de la economía local. En 1918 el nombre fue cambiado a Puerto Vallarta, en honor a Ignacio Luis Vallarta, gobernador del estado de Jalisco en la segunda mitad del siglo anterior.

Puerto Vallarta en 1920

Puerto Vallarta en los 1920s

Ya en los inicios del siglo XX el pueblo prosperó bajo la llamada fiebre de oro verde, la banana, que se exportaba principalmente a EE.UU., esto no prosperó pues durante la Revolución Mexicana se expropiaron las tierras de las compañías bananeras. Durante la Segunda Guerra Mundial, la exportación de tiburón mantuvo la economía andando.

Ya en la década de los 1950's el pueblo se hizo atractivo para variados intelectuales, artistas y políticos. Un arquitecto Mexicano Fernando Freddy Romero creó el "estilo Puerto Vallarta", con frentes de adobe blanco, techos de teja roja, decoraciones en hierro forjado y paredes de piedra, un estilo colonial, pero con un toque Mexicano como se ve en el Gringo Gulch.

Puerto Vallarta en 1920

Puerto Vallarta en 1947

Ahora a la pregunta, ¿por qué Puerto Vallarta hoy en día es un destino turístico tan importante?

Indudablemente hubo un apoyo Mexicano importante para desarrollar el lugar, pero los que se encargaron (sin realmente quererlo) de la "publicidad" mundial, e inicial, del lugar fueron principalmente tres personas: John Huston, Elizabeth Taylor y Richard Burton.

Un poco antes de Septiembre 1963 llegó Huston a Puerto Vallarta a preparar todo para la filmación de su película número 25, a fines de Septiembre la famosa historia de amor de Liz y Dick (como se les conocía informalmente) llegó al pequeño pueblito de pescadores.

John Huston, en ese momento un muy famoso y exitoso director de cine norteamericano, a su haber, grandes clásicos del cine mundial como El Halcón Maltés, El Tesoro de Sierra Madre, La Reina de África, Moulin Rouge entre otros, con varios Oscares y otros reconocimientos a su haber.

John Huston

Elizabeth Taylor (1932-2011), una actriz Inglesa (posteriormente obtendría doble nacionalidad, con la Estadounidense), estaba en la cima de su ya larga carrera (tenía 20 años actuando), en ese momento la actriz mejor pagada de Hollywood, por su rol estelar en Cleopatra. Durante el rodaje largo, caro y complicado de esa película, conoció a Richard Burton, (1925-1984, Galés), quien participó como Marco Antonio. Ambos estaban casados (con otras personas) y su romance, muy sonado en los medios, fue tan escandaloso ("Le Scandale" lo llamaba, sarcásticamente, Burton) que hasta se merecieron una condena del Vaticano, quienes la calificaron de "vagancia erótica". ¡¿Díganme si conocen otra pareja que haya sido condenada por El Vaticano?!

El asedio de la prensa fue enorme, el interés del público fue tal que no les era posible viajar a ningún lugar sin atraer hordas de fotógrafos, periodistas, fans, disidentes y otros. Fueron los que inauguraron el estilo de fanatismo que posteriormente generaron Los Beatles.

Richard Burton y Elizabeth Taylor durante la filmación de "The Night of the Iguana".

Richard Burton y Elizabeth Taylor durante la filmación de "The Night of the Iguana" en El Dorado, Playa Los Muertos

Huston dedicaba su tiempo a la filmación de la película "La Noche de la Iguana", una obra de teatro escrita por el también muy famoso, Tennessee Williams, ya ganador de un Pulitzer por su obra "Un tranvía llamado Deseo"; mientras tanto Elizabeth y Richard disfrutaban de su romance en Vallarta.

Richard y Elizabeth disfutan del mar en Puerto Vallarta

Richard y Elizabeth disfutan del mar en Puerto Vallarta ya cuando vivían en la ciudad.

La ubicación utilizada para "La Noche de la Iguana", en Mismaloya y su playa, fue propuesta a Huston por Guillermo Wulff en 1962.

Wulff era un ingeniero civil de la Ciudad de México, que viajaba a Puerto Vallarta de manera regular ya desde el primer vuelo comercial al pueblo en 1962, de hecho se le conoce como el que agregó la cúpula al diseño de los hogares en Vallarta.

Póster de "La Noche de la Iguana"

Póster de "La Noche de la Iguana"

John Huston pensaba que la mejor manera de obtener una buena actuación de sus protagonistas era colocarlos en una situación retadora, lejos de sus hogares y en un ambiente estresante. Para Huston, con su carácter fuerte (fue boxeador semi-profesional) y dominante, era una decisión obvia "simular" un hotel de tercera en la jungla de México, construyendo la escenografía y filmando exactamente ¡en la jungla de México! sin electricidad, agua, caminos de acceso, comodidades, nada...

La playa de Mismaloya hoy, los arcos del set en el cerro

La playa de Mismaloya hoy, los arcos del set en el centro en el cerro.

Para ese fin se construyó el set para la Noche de la Iguana en un cerro de la parte sur de Mismaloya, con una vista espectacular de la prístina playa, la pequeña bahía, el océano y Los Arcos de telón de fondo, ambientes que aparecen retratados en la inmortal película.

Los Arcos

Los Arcos

Construir el set y filmar en Mismaloya fue todo un reto logístico, no sólo era un lugar remoto en esa época, no había acceso por tierra y todo se tuvo que construir con materiales a la mano del lugar o los que se traían por mar. Sin duda un lugar muy alejado de la civilización que ayudó a darle realismo a la película.

Escena de la película en el set de Mismaloya

Escena de la película en el set de Mismaloya

Elizabeth Taylor (que no participó en la película) y Richard Burton pasaban el tiempo en la villa de John Huston en Puerto Vallarta y tomaban una lancha temprano en la mañana para ir a Mismaloya para continuar la filmación y el trabajo. Algunas de las tomas de la película, donde llegan al pueblo, fueron filmadas en el centro del pueblo de esa época (1963).

De la película "The Night of the Iguana" por John Huston

De la película "The Night of the Iguana" por John Huston - el faro aún está. Ambos Mundos era el Hotel Océano.

John Huston ya para esa época era un aficionado de México, había vivido en el país por muchos años y hasta obtuvo un puesto como miembro honorario de la Caballería de México, le encantaba el ambiente macho y salvaje del lugar.

Volvió muchas veces durante su vida, compró casa en Puerto Vallarta y luego se mudó a Las Caletas, donde pasó varios años y escribió su autobiografía, "An Open Book" (Un libro abierto) con la ayuda de William Reed, su ghost writer.

Ava Gardner, sus "empleados" y la Playa de Mismaloya de fondo

Ava Gardner, sus "empleados" y la Playa de Mismaloya de fondo

Recientemente, en Abril y Mayo del 2012, visité el set de La Noche de la Iguana a unos 800m de la salida a la Playa de Mismaloya por la carretera, como yendo a Boca de Tomatlán y la entrada está cerrada, no hay acceso ni siquiera a pie y la gente que estaba en la entrada me avisaron que estaban remodelando (seguro es lo que les obligan a decir a los curiosos), eso espero porque el letrero de la calle está todo hecho pedazos y pues qué se podrá esperar del lugar mismo. Ojalá se haga algo bueno para mantener viva esta parte importante de la historia de Vallarta.

Letrero indicando el set de la "Noche de la Iguana" en la carretera

Lo que queda del letrero indicando el set de la "Noche de la Iguana" en la carretera

Pasé a disfrutar de las vistas en la playa de Mismaloya y aproveché para tratar de ver por el lado del mar, que era como llegaba Huston y los actores y demás encargados de la película y, pues como era de esperar, tampoco hay acceso. Las fotos a continuación fueron tomadas antes que cerraran el acceso.

Set de la Noche de la Iguana

Set de La Noche de la Iguana en 2006 por D. Loucks Photography
(click para agrandar)

El muelle flotante ya no está, quedan vestigios de la zona ancalda a tierra, y la iguana que marcaba el lugar también está en peligro de transformarse en un recuerdo solamente.

Varias iguanas de verdad te saludan en el camino, pero lo demás no hace honor alguno al pasado, sus glorias y el valor que debiera de tener para los locales.

No hay acceso por el lado del mar tampoco

No hay acceso por el lado del mar tampoco

En Puerto Vallarta mismo, en el Gringo Gulch, el área que bordea la ribera norte del Río Cuale, en la calle Zaragoza, se encuentra Casa Kimberley, la casa que Burton le compró a su amada como regalo para sus 32 años, un regalo humilde si se compara con las joyas y diamantes que le encantaban a Liz.

Casa Kimberley & bridge

La villa estaba en completa remodelación y con sellos de clausurado (Mayo 2012), así que no queda muy claro que se puede esperar de éste, uno de los lugares visitados por los nostálgicos, así como va, ya no quedarán ni los fantasmas.

Lozas decorativas en la Ex-casa de Richard Burton en calle Zaragoza

Lozas decorativas en la Ex-casa de Richard Burton en calle Zaragoza

La otra casa, la que era de Burton, a la que une el puente al otro lado de la calle, también está siendo "remodelada", hasta el mismo puente se nota descuidado con grandes trozos de pintura cayéndose, el letrero roto de Casa Kimberley deja las cosas muy en claro... esperemos que no sea señal del final de estos lugares tan significativos para la ciudad y su evolución.

Casa Kimberley

La nostalgia y lo "retro" está de moda, las viejas películas reaparecen, en remasterizados cortes del director, hay muchos refritos, los estilos vuelven a estar "in", estoy seguro que la historia de amor de Liz y Dick, tan escandalosa en su época, pero tan moderna y normal hoy en día, pudiera ser interesante para las generaciones actuales, total, no hay razón alguna para olvidarse completamente del porqué Vallarta está en el mapa hoy en día.

Burton Taylor bridge

Brangelina son un chiste en términos de popularidad y atención pública si se les compara con lo que eran Richard y Elizabeth en su momento y lo que lograron como celebridades en términos de carrera e interés mediático y sus seguidores, fueron sin duda la pareja del siglo XX y su historia de amor la más sonada, escandalosa, despreciada y admirada.

Si pasean por la Isla del Río Cuale encontrarán la escultura en honor al director John Huston, a pedido del dueño del restaurante Le Bistro, Humberto Esparza, amigo del director y que fue esculpida por el artista Carlos Ramírez, donde aparece el famoso director en la silla misma de su oficio.

Escultura de John Huston en la Isla del Río Cuale

Escultura de John Huston en la Isla del Río Cuale

La filmación de "La Noche de la Iguana" inició en 1963, aparte de Burton como protagonista, los roles principales eran de Ava Gardner, Deborah Kerr y Sue Lyon. Se incluyó talento local como el actor Emilio Fernández y el cinematógrafo Gabriel Figueroa.

Richard Burton, Bob Wilson, Stanley Baker y Elizabeth Taylor en Playa Los Muertos, en Vallarta

De izq. a der.: Richard Burton, Bob Wilson, Stanley Baker y Elizabeth Taylor en Playa Los Muertos, en Vallarta

El romance de Taylor y Burton y el amor que sentían por el pueblo hicieron, a Puerto Vallarta, el centro de atención de los medios que asediaban a la pareja, en especial cuando los actores y los demás partícipes se llevaron tan bien y no hubo escándalos adicionales. Esta fue la chispa inicial que empujó a Vallarta a la escena mundial, siendo mencionado bastante en la película misma, aparte de la prensa.

Los medios y autoridades locales no estaban para nada impresionados con el escándalo y "decadencia" que traían consigo los actores, en especial si consideramos la población católica y la condena papal en los años 60's. Algunos proponía que se les expulsara del país, cosa que afortunadamente no prosperó. ¿Será ésto una razón para esconder u olvidar el pasado?

Elizabeth Taylor, Richard Burton y Ava Gardner

Elizabeth Taylor, Richard Burton y Ava Gardner

Como se mencionó, Burton compró una casa para Liz en calle Zaragoza, para llegar a ella hay que subir por algunas calles muy empinadas y se ubica fácilmente gracias al puente que lo une con la casa al otro lado de la calle, un puente normalmente de color rosado.

Richard, Elizabeth y Stanley Baker en la lancha que compró Elizabeth Taylor, el Taffy, sobrenombre que utilizaba para Richard.

Richard, Elizabeth y Stanley Baker en la lancha que compró Elizabeth Taylor, el Taffy, sobrenombre que utilizaba para Richard.

Liz Taylor vivió en Casa Kimberley con sus aposentos personales en el segundo piso, Richard Burton hizo construir el puente para poder pasar a la casa de su amada sin salir a la calle. El diseño del mismo está basado en el "Puente de los Suspiros" que se encuentra en la ciudad de Venecia, Italia. Si se consideran sus innumerables peleas, que ambos disfrutaban ampliamente (vean la entrevista linkeada al final de este artículo), era mejor llamarlo el "puente de la reconciliación".

El amor que inició en 1962, terminó finalmente en su matrimonio (una vez que Eddie Fisher le otorgó el divorcio) que se realizó en Montreal, Canadá el 15 de Marzo de 1964. Se divorciaron luego de 10 años y se casaron nuevamente el 10 de Octubre de 1975, aunque se volvieron a divorciar menos de un año después. Elizabeth Taylor vendió luego la casa con todas sus pertenencias, pues se le hacía muy doloroso pensar en volver al lugar.

El Puente de los enamorados en calle Zaragoza

El Puente de los enamorados en calle Zaragoza

En cambio Richard Burton sí volvió a Vallarta con su nueva esposa, Susy Hunt en 1977, para ella compró una hacienda como regalo de San Valentín, a pocas cuadras de Casa Kimberley, en calle Miramar, que en la actualidad es la bella Hacienda San Ángel.

Centro de Puerto Vallarta 2012

Centro de Puerto Vallarta 2012

Así llegamos al final de este análisis de cómo unas pocas personas famosas afectaron para siempre la percepción y futuro de la ciudad, empujando al pueblo en su destino hacia ser un importante destino turístico en México y el mundo, ellos trajeron los artistas y los medios, el pueblo y su gente hizo el resto.

Mucha gente siente que Puerto Vallarta tiene un elemento mágico, es una ciudad que comparte los elementos y misterios que son la base del alma de México, atrae, como en los 1950's, a artistas e intelectuales de alrededor del mundo. Esta atracción, este amor, que llegan a sentir las personas por Vallarta está perfectamente simbolizado y representado en la historia de amor de Liz & Dick, algo que siempre debiera de recordarse con cariño y una razón importante por la cual la ciudad debe velar que se recuerde y mantenga en el presente y el futuro.

Autor: Mogens Gallardo

Videos:

Más sobre Puerto Vallarta:

English version

English version

ipt>