PuertoVallarta.net Logo Puerto Vallarta a un click de distancia
Lista de correos de PV    
 
space
English Version English version

Reservaciones

Hoteles y Resorts Hoteles | Ofertas
Tours y Actividades Tours y actividades
space

Información

Guía de viajes para Puerto Vallarta Guía de viajes
Restaurantes Restaurantes
Vida Nocturna Vida Nocturna
Lista de Webcams Lista de Webcams
Clima y tiempo Clima y Tiempo
Calendario de eventos y feriados Calendario de Eventos
Bancos Bancos | Cajeros ATM
space

Servicios

Actualizaciones y noticias Actualizaciones
Opciones de medios sociales e interactivos Sociales e Interactivo
Salud, farmacias y hospitales Salud y Hospitales
Tiempos Compartidos Tiempos Compartidos
Bienes Raices Bienes Raíces
space
PuertoVallarta.net Logo
 
Poster de La Noche de la Iguana

La Noche de la Iguana y Puerto Vallarta

John Huston, Richard Burton y Elizabeth Taylor tuvieron su trabajo, sus vidas y su amor indisolublemente ligados a Puerto Vallarta y la Bahía de Banderas. Sin duda esta ciudad y su gente tiene mucho que agradecerles por el botín recibido, no sólo por sus presencias, sino por el apoyo que recibieron a través de los años.

Aunque John Huston había pasado por el pueblo mientras subía por la costa en uno de sus tantos viajes a su amado México, cuando contaba con un par de miles de habitantes en 1929, no mucho había cambiado cuando volvió a principios de los 1960's con un proyecto nuevo de película, La Noche de la Iguana, y un posible lugar para ubicar la filmación en Mismaloya, basado en una recomendación y contacto de un empresario local.

Equipo de estrellas de La Noche de la Iguana (izq. a der.): Sue Lyon, Richard Burton, Deborah Kerr y Ava Gardner

Equipo de estrellas de La Noche de la Iguana (izq. a der.): Sue Lyon, Richard Burton, Deborah Kerr y Ava Gardner

Es difícil imaginarse cómo fue (no importa cuan pintoresco haya sido ese Puerto Vallarta de antaño) que les llamó la atención. Claro, era un pueblo chiquito, tenía sus playas y atractivos tropicales, pero todo era muy primitivo, el acceso difícil, cero comodidades modernas ¿qué fue lo que los hizo instalarse aquí y por qué se quedaron tanto tiempo? Una buena parte de la explicación seguramente era precisamente lo inaccesible, algo que disfrutó Liz Taylor que no podía viajar sin ser asediada por hordas de fans y, por otro lado, John Huston, que nunca fue un ser muy sociable, en especial al final de su vida en Las Caletas.

Izq. a der.: George Hamilton, Nelly Wulff, Elizabeth Taylor y Guillermo Wulff

Izq. a der.: George Hamilton, Nelly Wulff, Elizabeth Taylor y Guillermo Wulff

¿Cómo llegaron a Vallarta? Se le puede echar la "culpa" a varias personas de este fortuito descubrimiento. El inicial y más importante era el director Huston, quien ya era un fan de México que vivió muchos años en varios lugares de la nación y ya tenía películas filmadas en el país.

Otro sería Tennessee Williams con su obra ubicada en Acapulco de los años 1940's.

También hay que incluir a Ray Stark quien ofreció el proyecto de la película a Huston y finalmente, el crucial interés de Guillermo Wulff, un ingeniero de Ciudad de México y empresario local, quien a través de varios contactos de alto nivel en el gobierno mexicano, hasta del mismo presidente de esa época, tenía interés en apoyar uno de sus proyectos con el glamour de Hollywood, aunque al final quedó en bancarrota por sus esfuerzos, pero esa es otra historia.

Tennessee Williams en los 1940's, foto de Florence Vandamm

Tennessee Williams en los 1940's, foto de Florence Vandamm

En 1940, Tennessee Williams se fue de vacaciones al Hotel Costa Verde en las afueras del glamoroso Acapulco y sus experiencias ahí fueron la base de una historia corta que publicó en 1948, titulada "La Noche de la Iguana".

El hotel se ambientaba con hamacas colgando fuera de habitaciones de puertas con mosquiteros, una playa tropical privada y rodeada por la jungla.

Mientras estuvo ahí, Williams se sorprendió por la inercia e indiferencia de los huéspedes ante los hechos de relevancia mundial y la II Guerra Mundial, él le echaba la culpa al calor implacable, al sol y el alcohol.

Ray Stark y John Huston durante la producción de "La Noche de la Iguana"

Ray Stark y John Huston durante la producción de "La Noche de la Iguana"

Ray Stark, en ese momento uno de los executivos más importantes de la industria filmatográfica de Hollywood, y uno de los mejores amigos de John Huston, le preguntó en 1962 si estaba interesado en realizar una adaptación cinematográfica de la obra de Williams que ya para ese momento había sido un éxito teatral en Broadway.

Stark lo consideró la opción obvia, pues Huston era ya considerado como el "gurú" de todas las cosas relacionadas a México, habiendo, además, en 1948 filmado "El Tesoro de la Sierra Madre", una de las primeras películas realizada en locación, fuera de EE.UU., en Durango y Tampico.

John aceptó de inmediato, no sólo en base a la amistad con Stark, sino porque respetaba el trabajo de Williams y le daría una excelente oportunidad y excusa para ir nuevamente a México, a disfrutar de la tierra y gente que tanto amaba.

John Huston, director de La Noche de la Iguana

John Huston realizaba viajes regulares a México, habían motivos económicos y de impuestos, pero también lo hacía por placer, como el mismo dijo, México "es uno de los países que más me gustan en el mundo".

El proyecto, por lo tanto, era un calce perfecto, además le daría la oportunidad de trabajar en una obra de Tennessee Williams, a quien consideraba un genio capaz de presentar personalidades complejas de manera muy precisa.

John Huston y Anthony Veiller escribieron el guión y lo que quedaba pendiente era encontrar el lugar ideal para realizar la filmación.

Ava Gardner y la playa de Mismaloya de fondo

Ava Gardner y la playa de Mismaloya de fondo

Fue en ese momento crucial en el que Guillermo Wulff se encontró con John Huston en Los Ángeles, el Sr. Wulff al escuchar del proyecto, inmediatamente sugirió que la filmaran en Mismaloya, una playa al sur de Puerto Vallarta. Indicó que sería el lugar perfecto para la película "La Noche de la Iguana". Recientemente había obtenido una concesión del mismísmo Presidente de México, Adolfo López Mateos, para realizar un desarrollo de bienes raíces en esa ubicación.

La idea era que luego de la filmación de la película, las instalaciones y set se reciclarían para un complejo turístico de lujo, se le ofreció una participación como socio capitalista a Huston a cambio de construir un set de mejor calidad con el dinero de la película, una idea que finalmente resultó catastrófica para el empresario. A John y Stark le pareció buena idea y decidieron visitar el lugar.

Puerto Vallarta en 1962

Puerto Vallarta en Oct.-Nov. de 1963

En los inicios de los 1960's Puerto Vallarta era un pequeño pueblo de unos 15 mil habitantes, todavía un pueblito de pescadores, tranquilo, con un solo camino que lo conectaba al resto del país, que, de manera muy "pintoresca", se hacía intrasitable cuando llovía. El viaje a Guadalajara tardaba 16 horas, comparado con las 3-4 horas que toma hoy en día. El mejor método para llegar era por aire.

Aunque John Huston había pasado por la zona a finales de los 1920's, cuando el pueblo era poco más que un caserío, nunca se le ocurrió utilizarlo para el proyecto.

Arriba toma de la película, abajo misma toma en 2009

Arriba toma de la película, abajo misma toma en 2009

Mismaloya en esa época era la combinación perfecta de aguas esmeraldas transparentes, playa de arena clara y suave con jungla densa que llegaba a la orilla misma, Huston la comparaba con las islas del Pacífico Sur.

Como no habían caminos de acceso a la playa de Mismaloya, todo se tenía que hacer por mar, lo que ciertamente complicaría todo el trabajo, pero eso a Huston no lo espantaba, de hecho era su opinión que daba una dimensión de realismo extra a sus películas y ayudaba además a sus actores a dar lo mejor de si mismos. Una actitud muy moderna que ayudó a proyectar las obras del gran director más allá de sus tiempos.

Mismaloya, 2012, los arcos del set de la película se ven en el centro en la cima del cerro.

Mismaloya, 2012, los arcos del set de la película se ven en el centro en la cima del cerro.

Cuando llegó la hora de escoger las estrellas para la película, Ray y John estuvieron de acuerdo que Richard Burton sería excelente para el rol principal y que Deborah Kerr sería la artista itinerante de la obra, Ava Gardner sería Maxine, rol que interpretó Bettie Davis en la obra de Broadway.

Burton y Kerr aceptaron participar, pero Gardner requirió más esfuerzo y Huston y Stark viajaron a Madrid para convencerla. John no aguantó el ritmo de fiesta y comidas en la ciudad y fue Stark quien tuvo que cenar y mimar a Ava por cuatro noches seguidas hasta que finalmente ella también aceptó.

Richard Burton y John Huston durante la filmación

Richard Burton y John Huston durante la filmación

Mismaloya fue elegida, no sólo por su belleza natural salvaje sino porque pondría a los participantes en una situación de estrés similar a la presentada en la obra misma.

Huston quería dar más realismo a su obra y decía: "la locación, tal como el actor, le da un extra a la película, ya sabes, lo envuelve todo en una atmósfera especial".

Los actores aceptaron filmar en un lugar exótico, ¡sin imaginarse que Huston escogería un set donde no había teléfono, camino de acceso, electricidad ni agua potable...!

Set de La Noche de la Iguana en la película

Set de La Noche de la Iguana en la película

Hubo un aspecto en el que Stark y Huston no estuvieron de acuerdo, y fue que Huston quizo filmar la película en blanco y negro en vez de a color. Huston era de la opinión que los colores vivos de la jungla y los alrededores distraerían al espectador de la trama y drama humano.

Posteriormente en su autobiografía admite que fue un error y filmarlo en colores de hecho habría enfatizado los deseos y tentaciones de la historia misma.

Figueroa, Taylor y Burton

Aun así, la decisión de filmar en blanco y negro tuvo un efecto positivo en su elección de Director de Cinematografía, pues escogió a un pionero de la Época de Oro del cine mexicano, al famoso Gabriel Figueroa.

"El camarógrafo, por supuesto, se escoge para la película de la misma manera que se elige al actor", dijo Huston, "decides lo que quieres ver en la pantalla y luego vas y consigues al hombre correcto para lograrlo."

La cinematografía fabulosa en blanco y negro de Figueroa también fue motivo de una nominación al Oscar.

Izq. a Der.: Gabriel Figueroa, Elizabeth Taylor y Richard Burton

Izq. a Der.: Gabriel Figueroa, Elizabeth Taylor y Richard Burton

Una conjunción de tanta celebridad, director, actores y actrices, productor, con sus parejas y amantes, muchos de ellos con relaciones previas, en un lugar remoto, caluroso y salvaje, era una combinación que obviamente terminaría explotando, era una mina de oro de de noticias jugosas y escandalosas.

La vigesimoquinta producción del ya famoso John Huston, con la presencia del mismísimo Tennessee Williams, sus poodles y su amante; Elizabeth Taylor (la actriz mejor pagada de esa época), aun casada, acompañando a su amante, el también casado Richard Burton (otro de los actores mejor pagados en ese momento), en una relación adúltera... nooo, ningún periodista de la época podría pedido más. Y llegaron en hordas, tanto que hasta John Huston decía que habían más periodistas en el set que iguanas.

Este fue el inicio de la presencia de Puerto Vallarta en la prensa mundial, cosa que se ha mantenido hasta la actualidad.

Elizabeth Taylor, no fue parte del elenco de la película

Elizabeth Taylor, no fue parte del elenco de la película

Las esperanzas de la prensa sensacionalista era que sería una larga serie de escándalos, peleas y que las jugosas noticias serían inacabables durante toda la producción. Con tantos famosos actores y actrices temperamentales, con una multitud "incestuosa" de relaciones previas entre los partícipes, era obvio que así sería.

Como ejemplo (porque habían muchos más), el asistente personal del agente de Burton, Hugh French, era Michael Wilding, mejor conocido como Sr. Taylor número 2... ¡o sea el segundo esposo de Liz Taylor, aún casada legalmente con Sr. Taylor número tres (Eddie Fisher) y como amante del que sería Sr. Taylor número cuatro (Richard Burton)!

Hoy algo así pasaría desapercibido, no generaría espanto siquiera entre los más persignados, pero ¿en 1963? El escándalo fue más grande todavía en México, donde la mojigatería era tradición, habían quienes pedían que se echara a toda la banda de degenerados antes que infectaran el lugar... (como la escena en la playa con Sue Lyon).

John Huston regala las pistolas Derringer al equipo de La Noche de la Iguana

John Huston (de espalda a la cámara) regala (izq. a der.) las pistolas Derringer enchapadas en oro a Ray Stark, Ava Gardner, Richard Burton, Elizabeth Taylor, Deborah Kerr y Sue Lyon.

Hay una cita de la revista "Siempre":

"... nuestros inocentes niños de 10 a 15 años de edad son introducidos al sexo, bebidas, drogas, vicios y bestialidad carnal por este grupo de Estados Unidos: gángsters, ninfomaniacas, alcohólicos y rubias adictas a la heroína..."

El convento católico local rompió su voto de silencio para protestar la presencia de Elizabeth Taylor en la ciudad, diciendo que "vivía en el pecado" con Richard Burton (2010. Kashner, Schoenberger).

El director esperando lo peor, decidió "relajar" las cosas regalándole unas pistolas Derringer enchapadas en oro a cada "partícipe" del drama, Stark, Ava, Richard, Elizabeth, Deborah y Sue, cada una con 5 balas de plata grabados con el nombre de los otros colaboradores... ¡Mejor imposible! dijeron los periodistas, hasta sangre correrá...

Liz y Dick fueron la pareja celebridad más gande del siglo XX

Liz y Dick fueron la pareja celebridad más importante del siglo XX, aquí con el hijo de un amigo Vallartense, que la prensa inventó habían adoptado.

Para gran decepción de la prensa amarillista, todo salió muy bien, nadie tuvo que utilizar su pistola y las cosas avanzaron con muy pocos eventos negativos.

La prensa, viendo que no ocurría nada explosivo o escandaloso para reportar a sus jefes y lectores, enfocaron sus miradas a Puerto Vallarta para inspirarse y, esto, como lo planteó John Huston, "fue el inicio de su popularidad, lo que fue una bendición agridulce."

La película obtuvo cuatro nominaciones al Oscar de las que ganó una, por mejor diseño de vestuario en una película blanco y negro (Dorothy Jeakins). Otras nominaciones incluyeron a Greyson Hall, por su rol de actriz de reparto como Judith Fellowed, la chaperona de Charlotte; Stephen B. Grimes, por mejor dirección artística en una película en blanco y negro; y Gabriel Figeroa por mejor cinematografía en una película en blanco y negro. Ava Gardner también fue nominada para un Globo de Oro y un BAFTA como mejor actriz.

Richard, Elizabeth and Ava Gardner

Elizabeth Taylor, Richard Burton and Ava Gardner

La película fue un éxito de taquilla, pero no logró el éxito de las películas anteriores del director, aunque, en general, John Huston tuvo una carrera con muchos altibajos, en especial porque no seguía una fórmula, ni dejaba de arriesgarse, nunca se fue por el camino fácil, como todo buen artista.

John Huston, después de terminar la película y rentar una casa en Puerto Vallarta, que también utilizaron los Burton inicialmente, en 1976 Huston decidió instalarse en la primitiva Las Caletas, dentro de un ejido de los indios Chacala, a unos 15 minutos por mar de Boca de Tomatlán.

Obtuvo una concesión por 10 años con opción a renovar por 10 más, pasado ese periodo, todo lo construido pasaba de vuelta a la comunidad indígena.

John Huston disfrutó mucho las casi dos décadas que estuvo en Puerto Vallarta, cosa que se puede leer en su autobiografía "Un libro abierto" (An Open Book, 1980) y el clima lo ayudó mucho a vivir con su enfermedad pulmonar.

John Huston disfrutando del clima tropical en Las Caletas.

John Huston disfrutando del clima tropical en Las Caletas.

Elizabeth Taylor y Richard Burton (conocidos como Liz & Dick, sobrenombres que detestaba Richard) también se quedaron en el pueblo, su amor creció y se unió al amor que sentían por Puerto Vallarta y su gente, disfrutaban mucho de su tiempo aquí, eran celebridades, pero los respetaban y querían.

Burton y Taylor navegando por la bahía frente a Puerto Vallarta

Burton y Taylor paseando en su barco el Kalizma

En este pueblo aislado tenían un poco más de libertad que en otras partes del mundo, podían pasear por el pueblo, ir de compras, bañarse en la playa sin tanto asedio de fans y periodistas.

Pasaron también a formar parte de la comunidad local y participaron en trabajo comunitario con donaciones, además de ser promotores voluntarios de la ciudad junto a John Huston en momentos cuando la ciudad los necesitó.

Elizabeth y Richard disfrutan del mar en Vallarta

Elizabeth y Richard disfrutan del mar en Vallarta

Richard Burton le compró la casa que inicialmente rentaban en calle Zaragoza, "Casa Kimberley", para su cumpleaños, en el que cumplió 32 años de edad. Incidentalmente la casa había sido construida por Guillermo Wulff en 1957, una villa de 9 habitaciones en el área llamada Gringo Gulch a unas cuadras del centro de Vallarta, cerro arriba.

Posteriormente compró la casa al otro lado de la calle y las unió con un puente que nuevamente fue construida por Wulff, basado en el Puente de los Suspiros de Venecia, Italia.

La pareja sólo compró dos propiedades mientras estuvieron casados, una casa en Suiza y la casa de Puerto Vallarta, lo que deja en claro el amor que sentían por el lugar.

El puente entre las villas de Burton y Taylor

El puente entre las casas de Burton y Taylor

Huston, Taylor y Burton estuvieron conectados con la ciudad por muchas décadas.

Elizabeth Taylor visitó la ciudad por última vez en 1999.

Cuando Elizabeth y Richard se divorciaron, el regresó con su nueva esposa, Susan Hunt, a la que compró una casa cercana, Casa Bursus, y ella ha seguido en contacto con sus amigos y la ciudad desde entonces.

Escultura de John Huston en la Isla Río Cuale

Escultura de John Huston en la Isla Río Cuale, inaugurada para el XXV aniversario de su película en 1989.

Por muchos años hubo un festival de cine en la ciudad e incluía premios en honor a estos importantes personajes, el Premio John Huston al mejor director, el Premio Elizabeth Taylor a mejor actriz y el Premio Richard Burton para el de mejor actor.

Hay también una escultura del director en la Isla del Río Cuale, a unos pasos del centro cultural que se develó para el XXV aniversario del estreno de "La Noche de la Iguana" en 1989.

Aunque ha pasado el tiempo, aún después de muchas décadas, no se les ha olvidado por completo y si hay algo de justicia en este mundo, no deberían ser olvidados mientras exista Puerto Vallarta.

Autor: M. A. Gallardo


"Siguiendo el rastro de la Iguana", el promocional original de la película, muy interesante:

Más:

Referencias:

  1. An Open Book. 1980. John Huston.
  2. Furious Love. 2010. Sam Kashner & Nancy Schoenberger.
  3. Huston’s Gamble, 2006, Night of the Iguana featurette
    (they mention it was filmed in Baja California, which of course is wrong).
  4. John Huston. Wikipedia.
  5. John Huston Interview. 1981. Waldemar Verdugo Fuentes. Vogue.
  6. La Noche de la Iguana en Wikipedia.
  7. On the Trail of the Iguana, 2006, The Night of the Iguana Behind the scenes, included in the reissue DVD.
  8. One Act Version of Night of the Iguana. www.tennesseewilliamsstudies.org/archives/2001/0parker.pdf
  9. Puerto Vallarta and mis recuerdos. 1982, Catalina Montes de Oca de Contreras.
  10. Rope's End, 2010, Scott Kenan. http://scottkenan.blogspot.dk/2010/08/missing-night-of-iguana-content-from.html
  11. Tennessee Williams. Wikipedia.
  12. The Lady Eve´s Reel Life blog: http://eves-reel-life.blogspot.com
  13. The Night of the Iguana. 1964. Metro-Goldwyn-Mayor.
  14. The Night of the Iguana, IMDB.
  15. The Night of the Iguana. Wikipedia.
  16. Vallarta Opina. http://www.vallartaopina.net

 

-

Más:

La Noche de la Iguana, han pasado 50 años

Burton y Taylor, embajadores de Vallarta

Historia de Pto.Vallarta

Las Caletas y Huston

10 paseos populares


Inicio | Nosotros | Privacidad | Términos y Condiciones | Mapa Sitio | Contáctanos | Publicidad

© 1999-2016. Puerto Vallarta Vacations

Escribe a PuertoVallarta.net

Escribe a puertovallarta.net