por Peter Wells Scott

San Sebastián Ole

Los momentos más dulces de la vida en ocasiones requieren un esfuerzo considerable para su realización. El viaje a San Sebastian no es la excepción, especialmente si vaja por tierra. Algunos dicen que el viaje puede realizarse en dos horas y media desde Puerto Vallarta, pero eso depende de dónde comience a correr el reloj. El pequeño pueblo de Las Palmas es el punto de partida actual. La carretera de el Aeropuerto a la Las Palmas actualmente es muy tranquila. Podrá ver la nueva carcel, la universidad, el pueblo de Desembocadas en la carretera que lleva a Las Palmas.

Una vez que ha dejado Las Palmas, será encantado por la selva, quien será su compañía durante gran parte del viaje. Vallarta Adventures tiene su famoso CANOPY, que son una seria de plataformas conectadas por cuerdas que se conectan a través de la selva. Pueden participar personas desde los “8 a los 80,” pero no querrá realizar los dos eventos el mismo día. El camino tiene muchas curvas y en ocaciones es necesario detenerse para permitir el paso de vehículos que vienen de la dirección opuesta. Sería lindo que si se les poncha una llanta, ya que de lado izquiero hay un estanque precioso, pero es quick sand. Teak trees grow on the right. A la mitad del camino se acercarán al cañón con profundos precipicios a la orilla de la carretera. Después encontrarán la propia infinity pool de la naturaleza, la cual esuna excusa para la mayoría de nuestros amigos para hacer una parada y tomer aire. De ahí al pueblo Estancia la carretera es moderada. Hay unos cuantos restaurantes familiares en Estancia que pueden complacerlo con una orden de tacos o quesadillas. Unas cuantas curvas bastante pronunciadas y ya estan casi por llegar.

San Sebastian, hace unos 4 siglos atrás, era un pueblo minero con una población de cerca de 40,000 personas. La mayoría de los trabajadores dormían en las colinas en hojas esparcidas. Unicamente los jefes podían permitirse los lujos del pueblo, lo que no incluía baños. Justo afuera del pueblo se encuentra el Aeropuerto de San Sebastian. Llegando ahí la puerta estaba cerrada, pero el avión Aerotron estaba estacionado con la puerta de la cabina del piloto abierta. Al gritar a la torre una persona nos informó que Juan había ido al pueblo con Christies.” Al preguntar como se había ido, el muchacho dijo que había ido caminando.” Decidimos seguir. 20 minutos más tarde estábamos pasando una tarde con botanas con Christie. Juan nos avisó que tenía que clear out for iba a tomar el viaje corto de 45 minutos a la Bufa. Lo que sigue es un lugar muy conocido de San Sebastian. En un día claro vez abajo a lo lejos la costa dd Puerto Vallarta. La vista, o será la altitud, literalmente te roban el aliento.

En un extremo del pueblo está La Quinta, una plantación de café propiedad de una familia. En el otro extremo está otra casa convertida en destilería en donde se produce una bebida clara de tequila llamada raicilla. El restaurante La Lupita está cerca de La Quinta. Si buscan un lugar para dormir generalmente inicias por el pueblo. Nuestro primer intento fue una lección de inutilidad mexicana. Había 4 o 5 camas en un cuarto, cada cama con su respectivo precio, dependiendo claro, de cuanta gente dormiría en esa cama. Cuando subimos a ver las recamaras en el segundo piso, y regresamos, los precios inexplicablemente eran el doble. Terminamos en La Posada, donde el precio era un estándar de 100 pesos por persona. Hay 3 o 4 hoteles bonitos, cada uno con su serie de leyendas. Algunos amigos se quedaron en un lugar, a un lado de La Posada. Durante la noche los despertaron con un fuerte golpe en la puerta. Al abrirla no había nadie. Los fantasmas rutinariamente hacen sus rondas en San Sebastian.

Pachita es una poeta muy distinguida de 80 años de edad. Su familia vino a San Sebastian cuando tenía sólo 4 años. Sus versos incluyen “Un Jardin Hermoso,” “La salida de la Luna,” “Madre Tierra,” y “El Vestido de Jesus Nazareno.”El tiempo parece no avanzar en San Sebastian. Hasta el reloj de la iglesia parece honrar eso. Ha leído 20 minutos antes de las siete desde que todo mundo puede recordar.

Ah, sí, pueden tomar el avión a San Sebastian desde Puerto Vallarta. Es menos estresante y les toma 20 minutos depende del clima. De regreso a Vallarta you’ll be treated to a spin a lo largo de la costa sur. Jluio verá la modernización de la pista en San Sebastian. Todas las comodidades de casa en este pequeño pueblo misterioso carved out of nature’s turf.

Un viaje para recordar ya sea por tierra o por aire.