El Viejo Vallarta

El Viejo Vallarta

La espectacular belleza de Puerto Vallarta puede apreciarse desde diversos ángulos, en esta ocasión le daremos la oportunidad a la parte vieja de Vallarta, pero no por eso menos hermosa o concurrida que el resto de los lugares de este puerto.

Este mágico y sensacional destino tiene un toque especial que no cualquiera puede preciarse de tenerlo. Una mezcla perfecta entre el lujo y la modernidad como la que se puede apreciar en la Marina, por mencionar uno de tantos lugares, y la calidez de su colonial pueblo que refleja de manera bella y casi exacta como era el México antiguo, razones que han hecho de Puerto uno de los destinos de playa más visitados en el país.

Una de las partes más caracterísitcas del Viejo Vallarta es por supuesto el centro, un hermoso y romántico lugar que se distingue desde lo lejos por su emblemática torre de la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, ubicada a unas cuadras del malecón y que los oriundos del lugar la llaman también orgullosamente la Catedral de Puerto Vallarta.

La iglesia con su peculiar combinación de estilos que van desde sus torres renacentistas y el estilo neoclásico de su cuadro principal hasta los detalles de arte popular y contemporáneo mexicano, se convierte en una obra de arte lograda por la combinación de criterios y trabajo de albañiles, párrocos y habitantes de la ciudad, que contribuyen con la pintoresca belleza del Vallarta que refleja los tiempos de antaño.

Otro de los lugares que hoy día caracterizan el Viejo Vallarta es sin lugar a dudas la Zona Romántica, esta pintoresca área llena calles empedradas y casas cuyos techos de tejas rojas y sus balcones coloniales, además de sus blancas paredes y jardineras llenas con flores de distintos colores, nos remiten a los inicios de este lindo puerto.

En esta zona se encuentra además el palacio municipal, el famosísimo y recién remodelado malecón de Vallarta, la plaza central, una gran variedad de tiendas tradicionales y galerías en las que se puede encontrar diversidad de artesanías o bellísimas obras de arte de todas partes del mundo así como artículos comerciales para todos los gustos.

La ciudad de Puerto Vallarta ha crecido inmensamente durante las últimas décadas en muchos aspectos, pero hablando de la cuestión turística muchos nuevos hoteles se han construido al norte de la Bahía de Banderas, algunos incluso ya han cruzado la frontera y se han instalado en el estado de Nayarit, lugar que hoy se conoce como Nuevo Vallarta.

Pero a pesar de todo el lujo, las comodidades y la modernidad que todos estos nuevos complejos ofrecen, la parte vieja de Puerto Vallarta permanence como uno de los lugares favoritos de los turistas y uno de los paseos obligados al visitar este lugar.

Un paseo por sus calles empedradas llenas de gente amable inmersa en el bello ambiente de Vallarta, un recorrido por sus ríos y puentes; una deliciosa cena en cualquiera de los restaurantes ubicados sobre las veredas que ofrecen una bella vista hacia la bahía,  quizá una tarde de compras en las distintas galerías de arte, o un romántico café al atardecer en compañía de su ser amado, harán que su visita sea realmente singular y pueda llevarse un poco de la esencia del corazón de Puerto Vallarta.