La Ballena Jorobada visita Puerto Vallarta y la Bahía

La Ballena Jorobada visita
Puerto Vallarta y la Bahía

Todos los años la Bahía de Banderas se engalana con la visita de la Ballena Jorobada, estudios evolutivos y registros fósiles datan los ancestro de la ballena en el periodo Eoceno, en el caso particular de la ballena aproximadamente unos 50 millones de años atrás.

Las ballenas nos visitan con la primordial finalidad de aparearse y dar a luz sus crías para posteriormente regresar al Norte. Llegan a la Bahía de Banderas al finalizar el mes de octubre y parten de la bahía casi al terminar el mes de marzo.

Las ballenas pertenecen al orden Cetacea, que incluye delfines y marsopas, son mamíferos marinos que son descendientes de antiguos animales mamíferos terrestres, éste origen está indicado por la necesidad que tienen de respirar aire fuera del agua, los huesos de sus aletas, que son análogos a los de sus pares terrestres, el movimiento vertical de sus columnas que es más similar al de los mamíferos que el de los peces.

El cómo evolucionaron desde animales terrestres a su forma actual de gigantescos animales marinos fue un misterio, hasta que se empezaron a encontrar pruebas y fósiles a fines de los 70’s en Pakistán, que establecen y muestran varios pasos de transición de los ancestros de los cetáceos desde la tierra al mar.

Todos los cetáceos actuales son descendientes de un mamífero terrestre del orden Arthiodactila, que incluye animales como el hipopótamo, cerdo, ciervos y otros. Los cetáceos y los artiodáctilos están ambos emparentados con el Indohyus, un ciervo semi-acuático extinto, del cual se separaron hace 54 millones de años. Las ballenas más primitivas se hicieron acuáticos hace unos 50 millones de años y completamente marinos unos 5 a 10 millones de años después.

La Ballena Jorobada visita Puerto Vallarta y la Bahía

La Ballena Jorobada visita
Puerto Vallarta y la Bahía

Estos maravillosos animales tienen la peculiaridad de contar con un patrón de colores negro, blanco y gris debajo de su cola, este patrón es único en cada ballena y permite identificar a cada una de ellas. Biólogos y científicos pueden con el paso de los años y los viajes que realizan, saber cuál individuo en cuál, con quién se han apareado y sacar un estimado del número de ballenas en cierta población. Toda esta información tiene la finalidad de proteger y asegurar la supervivencia de estos hermosos seres, ya que hoy día se encuentra en peligro de extinción y tristemente existen muchas amenazas que  aún las mantienen en peligro.

Existen todavía países que hacen caso omiso a la moratoria de caza de las ballenas, también existen otros peligros como redes submarinas en las que se enmarañan y no pueden salir a respirar o también es muy común que estos animales se estrellen contra las embarcaciones.

También los ruidos de los barcos y embarcaciones resultan muy dañinos para estos animales. Explosiones submarinas, sonares, minería y derrames de petróleo y contaminantes los puede desorientar, enfermar o envenenar. También la observación de ballenas perjudica a estos animales si no se hace bajo los lineamientos y reglas establecidas.

Debemos tener conciencia y cuidar a estos bellos ejemplares, en especial si consideramos que estos animales lejos de causarnos algún mal, nos alegran año tras año con su visita. Generalmente son animales amistosos que impresionan con sus juegos a aquellos que logran verlas en acción.

Una de las hazañas que realizan las ballenas y que resulta muy impresionante son los brincos. Su cuerpo sale disparado fuera del agua, en ocasiones dando un giro en el aire y extendiendo sus aletas se deja caer nuevamente al mar lanzando agua en todas direcciones. Estos brincos se han analizado y se piensa que las ballenas podrían estar realmente jugando o quizá intentando deshacerse de los piojos de mar o también podría estar tratando de comunicarse con otras ballenas al hacer esta demostración de poder y fuerza.

También en ocasiones dan fuertes palmetazos con sus aletas, esto también lo hacen para jugar o en algunas ocasiones para pelear entre machos a manera de cortejo. Esto en ocasiones suele dañar un poco a las ballenas ya que debido a los balanos o piojos de mar que tienen pegados se provocan algunas heridas y a veces pueden hasta sangrar.
De la misma forma con su cola golpean el agua para alejar a los machos que intentan competir con la ballena en cuestión cuando se encuentran en celo. Este movimiento también llegan a realizarlo cuando el mamífero se enoja porque algún barco lo molesta.

Otro movimiento más es el que las ballenas hacen para observarnos a nosotros, de la misma forma en que nosotros las observamos a ellas. Salen muy despacio del agua, giran un poco cuando su cabeza ya está afuera, observan a la gente en cuestión y lentamente vuelven a sumergirse.

Como verán estos impresionante mamíferos son muy astutos además de bellos, así que no perdamos la ocasión de visitar Puerto Vallarta y tomar un tour de avistamiento de ballenas para poder disfrutar de esta maravillosa experiencia.