En

Puerto Vallarta y las Tortugas Marinas

Puerto Vallarta y las Tortugas Marinas
Puerto Vallarta y las Tortugas Marinas

México es un país muy afortunado en muchos aspectos, en esta ocasión mencionaremos la diversidad biológica, ya que está dentro de los cinco países que gozan de mayor riqueza de esta índole. Es sorprendente averiguar que en México podemos encontrar entre diez y quince por ciento de las especies terrestres descritas en el mundo, en el caso específico de los reptiles, es el país con más especies conocidas.



Entre éstas innumerables especies de reptiles, México tiene el honor de ser visitado por seis de las pocas variedades de tortugas marinas que se conocen. Estos animalitos son algo solitarios, pocas veces conviven entre ellos y pasan la mayor parte del tiempo en mar abierto, casi el 90% de su vida lo pasan en el mar.

 

Tortuga Caguas
Tortuga Caguas

Debido a estos hábitos de vida se ha hecho muy difícil estudiar sus ciclos de vida y actividades y poco se conoce acerca de ellas. Dependiendo de la especie, una tortuga marina pueden vivir hasta 150 a 200 años. Pueden alcanzar hasta un máximo de 35 km/h  cuando están nadando en el mar.

Algunos de los afortunados estados mexicanos a donde llegan estas criaturas son: Baja California, Campeche, Chiapas, Colima, Michoacán, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán y por supuesto Jalisco y Nayarit. Además habitan en todos los océanos, excepto el Ártico.

Algunas especies de tortuga marina que se conocen son:
Nombre Común / Nombre científico (Género / especie)
Tortuga Caguas / (Caretta caretta)
Tortuga de Carey/ (Eretmochelys imbricata)
Tortuga Golfina o Escamosa del Pacífico/ (Lepidochelys olivacea)
Tortuga Kikila / (Natator depressus)
Tortuga Laúd / (Dermochelys coriacea)
Tortuga Escamosa del Atlántico o Lora / (Lepidochelys kempii)
Tortuga Verde del Atlántico o Blanca / (Chelonia mydas)
Tortuga Verde del Pacífico o Prieta / (Chelonia agassizi)

Tortuga Verde del Pacífico o Prieta
Tortuga Verde del Pacífico o Prieta

Las tortugas marinas, como todos los reptiles, no son capaces de respirar bajo el agua, tienen, por lo tanto, que salir a la superficie para respirar y posteriormente logran mantenerse sumergidas sin respirar por largos periodos de tiempo. Para esto han desarrollado un sistema de respiración anaeróbica y si lo requieren, por ejemplo en momentos de peligro, pueden revertir a un método anaeróbico de respiración que les permite estar bajo el agua por largos periodos de tiempo. Al salir a la superficie puede rápidamente rellenar sus pulmones con una única exhalación explosiva y una rápida inhalación.

Tal cual la mayor parte de los reptiles, pone huevos, como no los depositan en el mar, las tortugas migran a varios lugares del mundo, en los cuales salen a la playa a depositar sus huevos. Le toma décadas a una tortuga marina llegar a la madurez sexual, después de aparearse en el mar, las hembras vuelven a tierra a cavar un nido para sus huevos en la noche. Hay diversos niveles de filopatría en las especies, en algunas especies, las hembras vuelven a la playa exacta donde nacieron, lo que sucede cada dos a cuatro años en el periodo de madurez y crean entre uno y ocho nidos por temporada.

Tortugas Marinas visitan Vallarta
Tortugas Marinas visitan Vallarta

Es en ese momento inusual de la vida de la tortuga marina, en las cuales salen del mar, cuando podemos aprovechar para conocerlas de cerca y protegerlas de los depredadores que suelen comer sus huevos antes de que las tortugas puedan nacer y regresar al mar, entre esos temibles depredadores podemos contarnos a nosotros mismos.

Debido a la depredación y otros motivos como la contaminación, el cambio en sus hábitats, muertes accidentales en redes, entre otros, hoy en día todas las especies de tortugas marinas se encuentran en peligro de extinción.

De las 6 especies de tortugas marinas las que llegan a México, dos de estas especies son endémicas, la primera la podemos encontrar en el Golfo de México conocida como Tortuga Lora, y la segunda es la Tortuga Verde del Pacífico o Prieta que anida en Michoacán.

Las golfinas por ejemplo, anidan sólo en algunas playas de México, existe otra especie llamada kikilas que siempre anida en la costa al norte de Australia. Algunas deben incluso emigrar miles de kilómetros para poder anidar. Por esta razón resulta tan sorprendente que estos animales tengan la capacidad para recordar el lugar en donde nacieron y así poder regresar cuando deban hacerlo.


Si eres de los que desean ayudar a preservar esta especie, puedes acudir a alguno de los múltiples campamentos de tortugas marinas que existen en Puerto Vallarta,  ya que es la segunda playa más importante a la cual llegan a anidar las tortugas marinas o bien visitar cualquier otro estado de la República Mexicana donde se manejen programas de conservación de las tortugas marinas, aunque lo más importante es que sepamos valorar la oportunidad de conocer a estos seres y regresar a la naturaleza un poco de todo lo que ella nos brinda, ayudando a cuidar y educar para que cada vez más tortugas marinas logren sobrevivir y no sean sólo un recuerdo.

English version

English version