Lluvia (2020) Jovian, Malecón de Puerto Vallarta

Lluvia, una impresionante escultura de Jovian en el Malecón

Introducción

“Lluvia” es una nueva escultura monumental develada el 10 de diciembre de 2020 en el Malecón de la ciudad.

Representa a un joven de pie con los brazos extendidos mirando hacia el cielo (o mirando la lluvia). Puede recordarte un poco al Cristo Redentor en Río de Janeiro. Esta figura no solo parece representar la conexión de los seres humanos y la naturaleza, sino que también parece ofrecer un abrazo de bienvenida a todos los visitantes y habitantes locales.

Se convierte en la escultura número 34 colocada a orillas del mar en Puerto Vallarta.

Sobre la escultura

Lluvia de Jovian (2020), Malecón de Puerto Vallarta

“Lluvia” escultura del artista Jovian en el Malecón de Puerto Vallarta

El artista mexicano Jovian creó “Lluvia”, una escultura alta e impresionante que mide 3.5 metros de altura y pesa 650 kilogramos que ahora se convierte en otro componente importante de esta Galería de Arte al aire libre al borde del mar en el centro, el Malecón.

Esta muy valiosa escultura fue donada por el artista vía Galeria Corsica al Instituto Vallartense de Cultura (IVC) y, por ese conducto, a la ciudad.

Lluvia (Rain) Jovian (2020), Downtown Puerto Vallarta, Galeana and the Malecon

Lluvia (2020) Jovian, vista nocturna

La ceremonia oficial de develación estuvo presidida por Arturo Dávalos (alcalde de Puerto Vallarta), Candelaria Tovar (presidenta del DIF Municipal), Jean Pierre Renucci (propietario de la Galería Corsica) y Marina de los Santos (directora del Instituto Cultural Vallarta).

Arturo Dávalos Peña, afirmó que “esta hermosa escultura viene a engalanar al malecón de Puerto Vallarta”. Jean Pierre Renucci, afirmó que junto a Jovian, la donación conjunta es una expresión de agradecimiento “a una ciudad que me ha dado mucho y lo justo es retribuirle lo que le corresponde”.

Inspiración

Lluvia (2020) Jovian, Malecón de Puerto Vallarta

Jovian comenta sobre su inspiración para la escultura:

“La pieza la concebí como una representación de Puerto Vallarta y decidí llamarle ‘Lluvia’ pues una tarde de lluvia en Puerto Vallarta es espectacular.

Intenté plasmar a un hombre con los brazos abiertos como símbolo de apertura, recibiendo de forma positiva lo que el mundo le ofrece con un gesto de felicidad y plenitud mirando al cielo bajo la lluvia sin que ésta rompa su paz sino mas bien disfrutando del agua que cae sobre su cuerpo y lo hace sentir libre y vivo.

Para mi Vallarta es eso, una ciudad con una gran apertura, que recibe a propios y extraños con los brazos abiertos. Nunca he conocido otro lugar donde la gente que llega de otros lados se sienta tan “en casa”. Es una ciudad viva, con una gran libertad y diversidad y siempre está allí, a pesar de las inclemencias del tiempo, de las buenas y malas temporadas, de los fenómenos climáticos, etc., impávida en espera de nuevos aires, de nueva gente, de más agua vertida por las lluvias, en paz, disfrutando lo que la vida le da y transmitiendo esa felicidad a quien la visita.”